Beneficios de dejar el alcohol

Beneficios de dejar el alcohol

En el siguiente artículo te explicamos los beneficios de dejar el alcohol.

¿Por qué sería bueno no beber alcohol?

Los efectos del alcohol en el organismo son numerosos y diversos. El alcohol es una potente droga psicoactiva con un número elevado de efectos secundarios que pueden afectar de manera grave a nuestro organismo. La cantidad y las circunstancias del consumo juegan un papel importante al determinar la duración de la intoxicación.

Por ello siempre es un buen momento para plantearse dejar su consumo, pero qué beneficios va a notar tu cuerpo si decides dejar de consumir alcohol?

Mejorá tu estado de ánimo

Consumir alcohol en exceso nos hace estar siempre malhumorados e irritables. También se relaciona con cuadros depresivos, la tristeza y la ira. Los cambios en el ánimo son frecuentes y sin motivo.

Los sentidos volverán a la normalidad

Tras una semana sin consumir alcohol, el gusto y el olfato parecen estar más desarrollados. Sin embargo, la razón se debe a que están volviendo a “trabajar” como antes.

Mejorá tu piel

Los efectos negativos del alcohol no son solo internos, sino también externos. Tanto la piel como las uñas y el cabello se verán más saludables. Menos arrugas, menos bolsas, menos granos.

Cambia el olor corporal

Las personas que consumen mucho alcohol tienen un olor diferente (más fuerte) que emana de su cuerpo. Esto se debe a que los poros eliminan las toxinas que tiene la bebida.

Mejorará tu sistema inmune

Aquellos que tienen un problema con el alcohol es más probable que sufran enfermedades provocadas por virus o bacterias como dolor de garganta, gripe o colitis. Las infecciones que afectan el sistema inmune (de defensas) se mantendrán a raya una vez que dejes de beber.

Tendrás la mente más despejada

Además de sentirte más renovado y con más energías, mejora la capacidad para tomar decisiones, se es más eficiente en el trabajo o en el estudio y recuperas la memoria. Tu cerebro será tu gran aliado en todas las actividades que realices y no sufrirás un mayor desgaste mental, tampoco emocional y físico.

Evitarás padecer problemas de corazón

Las bebidas alcohólicas elevan la presión arterial, la cantidad de grasa en las venas y la posibilidad de sufrir miocarditis. Además, debilitan la musculatura cardíaca y la capacidad que tiene este órgano vital para bombear sangre al resto del cuerpo. Si bien es verdad que una copa de vino tinto en la cena es positivo, el problema se presenta en las personas con adicción al alcohol.

Mejorará tu función estomacal y hepática

Si dejas de beber a tiempo (antes de que las consecuencias sean irreversibles) prevendrás muchos problemas, por ejemplo cáncer de estómago y esofagitis. Esto se debe a que el alcohol incrementa la producción de ácido gástrico y puede provocar patologías graves. Por su parte, evitarás padecer típicos problemas hepáticos relacionados a las bebidas alcohólicas y a la acumulación de toxinas: ictericia, hepatitis e hígado graso.

Disfrutarás de una vida sexual plena

Tanto en hombres como en mujeres la ingesta de alcohol reduce la libido y, por lo tanto, la actividad sexual. Muchas personas utilizan la bebida para desinhibirse o no tener vergüenza en el sexo, sin embargo, este hábito tiene consecuencias negativas para los aparatos reproductores. En el caso masculino, por ejemplo, se conocen casos de disfunción eréctil y producción de esperma débil y en el femenino, alteración en las hormonas.

Adelgazarás

O al menos no engordarás. El alcohol tiene más calorías que las comidas grasas o los chocolates. Además, provoca retención de líquidos y celulitis. Prueba dejar de beber durante un mes y verás que te sientes más “deshinchado”.

Desaparecerán los dolores de cabeza

La tan conocida resaca es un problema muy ligado al consumo excesivo de alcohol. Provoca jaquecas, náuseas y mareos. Por lo tanto, dejar de beber te ayudará a evitar los dolores de cabeza y la migraña.

¿Necesitas más razones para dejar de beber?